Julio de 2018 es la fecha propuesta por la Global Reporting Initiative (organismo internacional de referencia en la elaboración de memorias de sostenibilidad), para reportar con su nueva guía llamada GRI Standards y que sustituye al G4.

Esto significará que la mayoría de las empresas chilenas deberán elaborar sus reportes del periodo 2017 según estos nuevos lineamientos. La buena noticia es que, si las organizaciones ya han incorporado de manera adecuada el G4, este cambio no debiera presentar mayores dificultades de adaptación, sobre todo cuando esta versión de la guía no es un G5 con nuevos indicadores, sino más bien lo que ha hecho es reorganizar algunos requerimientos, ganando claridad y precisión.

En sus elementos más técnicos, el proceso de materialidad, por ejemplo, no tuvo modificaciones. Tampoco las opciones de reportar de manera Esencial o Exhaustiva. El principal cambio de esta versión es su estructura basada en módulos, los tres primeros son para todos los que quieran reportar y que son llamados Universales, aquí encontramos los Fundamentos, Contenidos Esenciales y Enfoques de Gestión. Luego están los Temáticos que contienen la serie 200 que aborda los impactos económicos, la 300 los ambientales y la 400 los sociales, de los cuales solo deberán abordarse los temas materiales para cada empresa.

Lo interesante es que esta versión es mucho más clara respecto a los Requerimientos obligatorios: debe; las Recomendaciones: debería; y las Directrices. Por ejemplo en el contenido 303-3 que corresponde a Agua Reciclada y Reutilizada: “La organización debe presentar el volumen total de agua reciclada y reutilizada por parte de la organización”. Y debería: “indicar si no existente contadores de agua o flujómetros y es necesario hacer una estimación mediante un modelo”. En la Directrices se entregan ejemplos y antecedentes, orientando sobre la mejor manera de responder al requerimiento.

Son más de 10 mil las organizaciones en el mundo que han reportado siguiendo los lineamientos de la Global Reporting Inititiative, el desafío entonces para los ya iniciados es fortalecer sus procesos de materialidad y revisar la forma en que están respondiendo a los indicadores ahora que existe una mayor claridad sobre cómo hacerlo. Y es también una invitación a animarse para todas aquellas empresas que aún no reportan, para hacerlo a través de una metodología que hoy parece mucho más madura y enfocada en su objetivo principal contribuir a una mayor transparencia de las organizaciones hacia sus públicos de interés a través de una clara rendición de cuentas.

 

Sandra Bustos
Directora Ejecutiva
Une Consultores

 

Para descargar el GRI Standards en español:
https://www.globalreporting.org/standards/gri-standards-translations/gri-standards-spanish-translations-download-center/